Videncia Online - Las mejores videntes y tarotistas

ARIES


ARIES
21 Mar - 20 Abr
Aries es el primer signo del Zodíaco y está unido al despertar de la naturaleza, al nacimiento violento e impetuoso de la vida tras el largo sueño invernal.
Simboliza el fuego original que se manifiesta a la entrada de la primavera, el surgimiento de las fuerzas brutas de la vida (estallido de las yemas, nacimiento de los brotes de la tierra, celo de los animales...). El ritmo vital, bajo este signo, es el de un salto adelante, de una aceleración: comienzo, renovación, propulsión, impulsión, chorro, estallido, explosión.
Es el soplo del fuego prometeico, ese fuego a la vez creador y destructor, ciego y generoso, caótico y sublime, capaz de expandirse en todas direcciones. 
En la mitología griega se le asocia a la historia de Friso, hijo del rey Atamante y Néfele, a quien ésta hizo huir montado sobre el vellocino de oro para que Ino, segunda mujer de Atamante, no lo persiguiera.
Este signo, influido por el Sol y por Marte, símbolos masculinos, representa la fuerza, la agresividad, el deseo de afirmación viril; así como la violencia, el ímpetu, la fuerza brutal a menudo necesaria para defensa del entorno en el que el hombre vive. A Aries le corresponde la primera casa del Zodíaco, que representa la personalidad en el estado puro, los instintos, el carácter del individuo enfrentado a sí mismo. Es la primera toma de contacto con el mundo.
Aries representa el nacimiento, que es siempre un acto violento. Quien nace con el Sol en este signo es valiente, intrépido, pero también informal en el trabajo, intolerante y a menudo agresivo. Impaciente, lo quiere todo al instante; ataca con furia, a menudo ciega e irracionalmente, quemando etapas e infravalorando las dificultades. La caída de Saturno, símbolo de lo racional, hace que los Aries sean poco reflexivos y con poca capacidad de concentración, defectos que vienen compensados por el deseo violento de alcanzar las metas por ellos fijadas con su gran vitalidad (exaltación del Sol). Si el obstáculo es demasiado grande para ser superado, Aries cae en frustraciones profundas y en estados de pesimismo. Su vida está caracterizada, de hecho, por períodos de optimismo que alternan con períodos de desaliento. 
Su comportamiento está dominado por la inestabilidad, cambios bruscos, por la emotividad, por la tendencia al riesgo. Es el signo de la cólera imprevista, de quien quiere quemar en un instante todas sus energías potenciales. Esto conlleva el peligro de que esa fuerza impetuosa y desordenada siga una dirección equivocada o que se convierta en destructora. Aries, que ama el riesgo, vive su vida como un guerrero que debe afrontar siempre nuevas batallas. Valiente y generoso, pero también deseoso de independencia se convierte en un ser intolerante cuando se ve sometido a algo o a aspira a ser algo importante, pero sólo puede alcanzar sus ambiciosas metas si los demás aspectos de su carta natal le confieren la coherencia, el razonamiento y la capacidad de reflexión indispensables para llevar a buen fin empresas que tienen necesidad de un espíritu paciente. De otro modo sus éxitos tenderán a ser imprevistos y de corta duración, con el peligro de estar dando siempre pasos en falso, por su tendencia a confiar excesivamente en sí mismo. Su comportamiento es autoritario: ama el orden, la ley y respeta toda forma de estructura jerárquica. Proyectado siempre hacia el futuro, tiene poca memoria y olvida fácilmente. Tiene predisposición a la aventura, a los accidentes, a las luchas, combates, rivalidades, procesos, gastos excesivos, enamoramientos, pasiones devoradoras; tendencia a la vida ruidosa, inestable, palpitante, febril, a los excesos y desórdenes; propicio a la afirmación de una personalidad que traza una nueva vía, a jugar un papel de guía, de iniciador, de iluminador, de innovador, de precursor, de jefe. 
  En el plano afectivo le gusta dominar a su pareja, es apasionado y sentimental, pero a menudo incapaz de una relación profunda. Se muestra casi siempre inconstante, viviendo muchas pasiones que quema en poco tiempo y que resuelve con rupturas imprevistas.
 
CUALIDAD: Cardinal
ELEMENTO: Fuego
PRINCIPIO: Masculino
REGENTES: Marte
DETRIMENTO: Venus
CASA NATURAL: 1ª casa
SIGNO OPUESTO: Libra
CARÁCTER POSITIVO: Valor, iniciativa, confianza en sí mismo, entusiasmo, gran independencia, dotes de mando
CARÁCTER NEGATIVO: Impulsividad excesiva, imprudencia, violencia, juicio precipitado, falta de perseverancia, inconstancia
METAL: Hierro
COLOR: Rojo
PIEDRA: Amatista, rubí, pirita
AFECCIONES FÍSICAS: Enfermedades de los ojos, dolores de cabeza, heridas y quemaduras en la cara y en la cabeza, fiebres
PAISES: Alemania, Dinamarca, Siria, Israel, Inglaterra, Suecia, Palestina
CIUDADES: Birmingham, Florencia, Nápoles, Verona, Marsella, Zaragoza
PROFESIONES: Militar, dentista, carnicero, deportista, médico, abogado, industrial
PERSONAJES ILUSTRES: Lenin, Landrú, Savonarola, Goya, Krushov, M. Brando
Volver