Videncia Online - Las mejores videntes y tarotistas

El mundo del Tarot


El mundo del Tarot
El Tarot es una baraja compuesta de 78 naipes, cuyo origen se sitúa en el lejano Egipto, que según dicen fue creada por el propio dios Thot. El Tarot y su aplicación en las artes adivinatorias, no solamente sobrevivió al paso de los siglos, sino que su fama fue en aumento desde ese lejano Egipto, pasando por la Edad Media, el Renacimiento, y llegando a nuestros días, siendo usual su práctica en todos los ámbitos de la sociedad.
Las cartas son simbólicas, y de ahí su capacidad para ser una herramienta de adivinación. Sus simbología se extrae de los jeroglíficos, los personajes míticos, los arquetipos, la numerología, la kábala...
 
Se trata de uno de los métodos de adivinación más antiguos, y como tal, es un verdadero tesoro que permite descifrar un significado oculto en cada una de sus cartas, un significado que se relaciona directamente con estados del alma y circunstancias afines a dichos estados del alma, y que va más allá de los límites espacio-temporales, permitiendo así describir circunstancias tanto presentes, como pasadas, como futuras del consultante.
 
Cuando se consulta el Tarot lo que se lee es la propia vida del consultante, los símbolos sugieren el significado de su vida. Por ello recogen lo que hay de más inmediato, de más evidente, presentan sus experiencias, reflejan sus propias pasiones, sus deseos inconscientes, ya que los símbolos beben directamente del pozo del subconsciente.
 
Las circunstancias no suceden por azar. Nada sucede por casualidad, ya que según las creencias esotéricas, que se tanto se han actualizado y puesto de moda en los ambientes relacionados con la psicología humanista, la casualidad ni siquiera existe. 
 
Bebiendo de las raíces de la propia alquimia, hoy se están recuperando creencias filosóficas antiquísimas, lo que está arriba es igual a lo que está abajo... lo que está dentro es igual a lo que está fuera... el brazo del universo extiende su gesto, derramando "casualidades" por todas partes, creando "realidades" exteriores, pasiones interiores, mitos y símbolos, que tienen todos ellos un mismo denominador común, si se sabe descifrar correctamente. Uno de los hilos conductores de ese movimiento del azar, que a la vez aporta luz para ser descifrado, es el Tarot.
 
Así pues, cuando el consultante en un momento determinado desea conocer y comprender los símbolos que operan en su vida, el azar pone en sus manos unos arquetipos que van a darle ese significado. ¿Por qué es así? Porque ha sido así durante siglos y siglos, porque el hombre, sea cual sea su condición social, su sexo o su cultura...ha confiado en él a través de su larga humanidad.
Volver